Gestionar el divorcio

¿Cómo se gestiona un divorcio con hijos menores?

En el caso de gestionar un divorcio será necesaria la intervención de al menos un abogado y un procurador.  Una de las épocas en las que más parejas se separan o divorcian es el verano. El divorcio es un proceso difícil pero se complica más cuando hay niños menores en la pareja.

¿Cómo proceder ante un divorcio o separación con hijos?

Para cualquier divorcio (existan o no hijos) se necesitará al menos un abogado divorcios y un procurador. Esto es de acuerdo en los términos de separación, bastará sólo con una representación procesal para ambos cónyuges.

En caso de que no exista acuerdo se acudirá al procedimiento contencioso.

Por lo que se necesitará una representación procesal para la pareja, lo que multiplicará los costes.Gestión de divorcio con hijos menores

¿ Cuál es entonces el procedimiento a seguir?

Este procedimiento abre dos caminos diferentes:

  • Uno de mutuo acuerdo. El abogado de ambos  redactará un Convenio Regulador en el que se pondrán por escrito los efectos del divorcio/separación.
  • Y otro contencioso. Los abogados de los cónyuges tendrán que celebrar un juicio en el que se discutan las medidas a aplicar al divorcio.

¿Qué opciones existen para el cuidado de los niños?

Como hemos mencionado, en el caso de niños menores (ya sean adoptados o no), las medidas que se tendrán que tomar sobre los hijos serán:

  • Guardia y custodia de los menores:  Cada vez más padres asumen esta responsabilidad. Esta decisión dependerá de la pareja y de lo que ambos miembros deseen.
  • Patria potestad:La ostentarán ambos progenitores. Teniendo derecho los dos a tomar todas las decisiones importantes que surjan en la vida del niño menor de edad.
  • Pensión de alimentos: Se trata de una cantidad mensual para contribuir en los gastos de los menores (vivienda, luz, agua, teléfono, comida, ropa, calzado, medicinas, etc.). Esta cantidad tendrá que satisfacerla el progenitor que no se queda a cargo de los niños.

Gastos añadidos

  • Gastos extraordinarios: Se trata de gastos como los farmacéuticos que excedan de los ordinarios (tratamientos para ciertos problemas de salud que suelen ser más caros), gafas, lentillas, gastos ortopédicos, ortodoncias, libros y material escolar, etc. Estos gastos serán abonados normalmente a mitad por cada uno de los progenitores
  • Régimen de visitas:Puede ser tan amplío como los progenitores deseen, pero el mínimo posible, salvo casos especiales, es el de fines de semana alternos desde las 18:00 horas del viernes hasta las 21:00 horas del domingo. Durante las vacaciones, le corresponde elegir cada uno de los periodos vacacionales al padre en los años impares y a la madre en los años pares.
  • Uso de la vivienda: se quedará en beneficio de los hijos.

¿Gestiono bien los gastos en el divorcio?

Finalmente, destacar que ninguna de las medidas quedan a la libre elección de los progenitores, sino que todas ellas están supervisadas por el Ministerio Fiscal. Éste velará por los intereses e inquietudes del menor, no aceptando aquellos acuerdos de los padres que le parezcan perjudiciales.